La cosecha en la Oficina

Uno de los edificios de oficinas que he analizado en mi trabajo de investigación sobre espacios de trabajo es la sede de Pasona en Tokio, un edificio-granja que ofrece la cosecha en la oficina.

La empresa de consultoría y recursos humanos Pasona Group trabaja desde hace más de una década en buscar soluciones para el sector de la agricultura. Su sede central se encuentra en un edificio de nueve plantas forrado de vegetación y en cuyo interior los empleados conviven con huertos de todo tipo.

La creación de la nueva sede para la empresa de contratación japonesa Pasona consistió en la restauración de un edificio de 50 años de antigüedad que incluye áreas de oficinas, un auditorio, cafeterías, un jardín en la azotea e instalaciones agrícolas urbanas. Dentro del edificio de oficinas de 19,974 metros cuadrados hay 3995 metros cuadrados dedicados a espacios verdes que albergan más de 200 especies de plantas, frutas, verduras y arroz. El huerto principal del edificio está ocupado por una plantación de quinoa.

No se trata de un recurso decorativo. Aquí los cultivos comparten espacio con los empleados. Más de 200 especies de plantas, frutales, hortalizas y verduras que los trabajadores de Pasona Group cuidan con la ayuda de un equipo de expertos, y que brotan en un oasis verde entre asfalto, acero y cristal, en pleno barrio financiero de la ciudad más grande del mundo. Obviamente, en la cafetería de la empresa, las ensaladas no pueden ser más frescas.

El edificio tiene una fachada verde de doble piel donde se plantan flores y naranjos en pequeños balcones. Desde el exterior, el bloque de oficinas parece estar cubierto de follaje verde.

Dentro de las oficinas, las vides de tomate están suspendidas sobre las mesas de conferencias, los árboles frutales de limón y maracuyá se usan como divisiones para espacios de reunión, las hojas de ensalada se cultivan dentro de las aulas de formación y los brotes de soja se cultivan debajo de los bancos. Las plantas cuelgan en bolsas que rodean las mesas de reuniones y hay enredaderas creciendo dentro de jaulas verticales y maceteros de madera con plantas alrededor del edificio.

Conductos, tuberías y estructura vertical se redirigieron al perímetro del edificio para permitir altura máxima entre forjados. Un sistema de control de clima se utiliza para controlar la humedad, la temperatura y el flujo de aire en el edificio, garantizando que sea seguro para los empleados y adecuado para la granja.

El sistema de iluminación se oculta en las vigas estructurales, convirtiendo los espacios entre las vigas en una gran luz sin necesidad de reducir la altura del techo. Este método de iluminación, utilizado en todo el espacio de trabajo desde el segundo piso hasta el noveno piso, consigue ahorrar un 30% menos de energía en comparación con el método convencional montado en el falso techo.

Todo esto se combina con una excelente labor de márketing. El edificio está abierto a las visitas del público, y cuenta con un calendario de eventos, destacando el Rose Fest, que se organiza cada mes de mayo, y en el cual se pueden admirar y adquirir las rosas más hermosas cultivadas en el propio edificio. Asimismo, la sede cuenta con un espacio de tienda donde es posible adquirir productos elaborados a partir de las materias primas obtenidas en su propio huerto, desde mermeladas hasta ambientadores.

Además de crear un mejor ambiente de trabajo, Pasona también entiende que en Japón las oportunidades de inserción laboral en la agricultura son muy limitadas debido al constante declive de la agricultura dentro del país. En cambio, Pasona se enfoca en educar y cultivar la próxima generación de agricultores ofreciendo seminarios públicos, conferencias y programas de prácticas.

Los programas capacitan a los estudiantes a través de formación práctica, habilidades administrativas y financieras para promover la agricultura tradicional y urbana como profesiones lucrativas y oportunidad de negocio. Esta fue una de las razones principales para que Pasona creara una granja urbana dentro de su sede en el centro de Tokio, con el objetivo de revertir la tendencia a la baja en el número de agricultores y garantizar la producción sostenible de alimentos en el futuro. De esta manera, el edificio se integra en el barrio y en la comunidad.

Julia Ayuso
julia@julia-ayuso.com

Arquitecto y Project Manager especialista en crear espacios de trabajo de alto desempeño.

No hay comentarios

Publica un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.   ACEPTAR

Aviso de cookies