Conectando Smart City y Entornos de Trabajo a través del uso del Smart Data

 

Vivir en un mundo interconectado produce un flujo constante de datos, desde lista de la compra, hasta el envío de correos electrónicos durante toda la jornada laboral, o la música que escuchamos en nuestros desplazamientos diarios. Este catálogo de datos proporciona una herramienta poderosa. Codifica el comportamiento, detalla cómo se usan (o no) los recursos, y sirve para establecer tendencias. Conectando Smart City y Entornos de Trabajo a través del uso del Smart Data se abren nuevas oportunidades para agregar valor real para los empleados y para la organización como un ecosistema único.

Conectando Smart City y Entornos de Trabajo a través del uso del Smart Data se abren nuevas oportunidades para agregar valor real para los empleados y para la organización como un ecosistema único Clic para tuitear

Las empresas están utilizando los datos que les proporcionan los entornos de trabajo para proporcionar una mejor experiencia a los empleados, atraer clientes y potenciar la imagen corporativa. Los entornos inteligentes pueden ayudar a mejorar las redes profesionales, crear entornos de trabajo más saludables y fomentar las conexiones sociales entre grupos de empleados dispares.

 

Redes humanas

Sabemos que la red de relaciones es un activo muy valioso en cualquier empresa. Sin embargo, la calidad de este activo es difícil de medir y cuantificar. Las interacciones informales, las redes sociales y el flujo regular de correos electrónicos conforman el corazón de una red profesional, pero casi no hay medición de la calidad de este elemento profesional fundamental, más allá de los comentarios subjetivos y las opiniones.

Mediante dispositivos inteligentes es posible capturan datos sobre quién está hablando con quién, la frecuencia de sus interacciones, quién habla la mayoría de las veces, e incluso el tono de las interacciones. La síntesis de la información recopilada proporciona información sobre la colaboración y la entrega, el trabajo en equipo y el compromiso, la diversidad y la inclusión. Esto nos permite comprender mejor las fortalezas (relaciones sólidas, conversaciones productivas) y debilidades (consumidores de tiempo, brechas en nuestra red) y tomar decisiones.

 

Medir el impacto de ambientes saludables

Todos queremos trabajar en algún lugar que nos haga sentir bien y rendir al máximo. Para comprender mejor las condiciones específicas que conforman un entorno saludable, la Universidad de Harvard evaluó científicamente mediante un estudio las variables ambientales del lugar de trabajo y su impacto en la productividad. En este experimento, los participantes trabajaron dentro de un espacio controlado que fue acondicionado para representar una variedad de entornos de oficina. El resultado reveló que los participantes experimentaron una función cognitiva significativamente mejor en condiciones equiparables a edificios verdes y con sistemas de ventilación mejorados.

Al cuantificar el impacto del entorno en la productividad de los empleados, el estudio proporcionó métricas para ayudar a las empresas a ofrecer un nuevo valor al liderazgo empresarial, valor que respalda la productividad y el bienestar de los empleados en lugar de sólo ahorrar en los costes. Para las personas, la capacidad de cuantificar lo que era sólo intuitivo abre la puerta a la promoción personal y del grupo dentro del lugar de trabajo.

Para las personas, la capacidad de cuantificar lo que era sólo intuitivo abre la puerta a la promoción personal y del grupo dentro del lugar de trabajo Clic para tuitear

 

#SmartWomen: Tecnología y ‘smart city’

El pasado 1 de marzo se celebró en el Open Power Space de Endesa un escenario colaborativo en el que debatir sobre el futuro de la ciudad inteligente. Todos los participantes pudieron conocer algunas experiencias que ayudan a convertir nuestras ciudades en entornos innovadores y sostenibles en los que implementar tecnologías más eficientes.

A este evento acudieron 20 expertas de diferentes temáticas relacionadas con el desarrollo de las ciudades del futuro, que iban desde arquitectas e ingenieras medioambientales a expertas en movilidad eléctrica y gestores de talento.

Mientras todos compartíamos nuestras inquietudes al respecto, tuve la gran suerte de ser ponente junto a la ingeniera medioambiental Alis Daniela y la Head del Open Power Space, Malena Calva.

Tendencias en los espacios de trabajo, arquitectura sostenible y el salto de la planificación ambiental a la acción en las smart cities: esos fueron los ejes de #SmartWomen, que derivarían a otros campos relacionados con el desarrollo de las ciudades.

 

Innovación y tendencias en los espacios de trabajo

¿Por qué la cultura de las empresas debe adaptarse a los nuevos espacios de trabajo? Ese fue el planteamiento inicial de Malena Calva Díaz, Head del Open Power Space de Endesa y experta en transformación digital, que nos habló de oficinas inteligentes. La importancia de centros en los que fomentar la transparencia y el respeto desde los que incitar al espacio abierto.

Para implementar estas tendencias en la smart city son necesarios nuevos líderes que no se sientan intimidados al perder privacidad en espacios abiertos. Aquí el mobiliario no influye en el rango de los empleados y, por eso, Malena Calva explicó la importancia de un nuevo modelo de líder que pudiera adaptarse a esta filosofía de trabajo.

De la jerarquía al liderazgo distribuido, del control a la experiencia del empleado, del plan de negocio a la experimentación. La smart city necesita nuevos modelos que puedan convertirse en espacios inteligentes para continuar desarrollando un trabajo más eficiente e innovador.

 

Smart data para alcanzar la arquitectura sostenible

Como arquitecta PMP y especialista en crear espacios de trabajo de alto rendimiento presenté la ponencia “el papel de la arquitectura sostenible en la smart city para mejorar la eficiencia y el bienestar de los empleados”.

En el entorno de trabajo pueden adoptarse técnicas de smart data y de inteligencia artificial. No es un concepto nuevo y, de hecho, ya se aplica en un gran número de espacios de trabajo. Es posible encontrar ejemplos en organizaciones de todo el mundo, desde Japón a Australia. Existen tres claves que deben unirse para alcanzar la arquitectura sostenible: biofilia, smart data y herramientas científicas. Pero, ¿está la sociedad preparada para que se le apliquen técnicas de smart data en el entorno de trabajo?”

Existen tres claves que deben unirse para alcanzar la arquitectura sostenible: biofilia, smart data y herramientas científicas. Pero, ¿está la sociedad preparada para que se le apliquen técnicas de smart data en el entorno de trabajo?” Clic para tuitear

 

Referencias:

https://www.elblogdeendesa.com/innovacion/eventos/smartwomen-tecnologia-smart-city-vision-expertas/

 

Julia Ayuso
julia@julia-ayuso.com

Arquitecto y Project Manager especialista en crear espacios de trabajo de alto desempeño.

No hay comentarios

Publica un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.   ACEPTAR

Aviso de cookies